Grooming

¿Qué es el Grooming?

qué es grooming

El Grooming es el hecho por el cual un adulto, de forma deliberada, intenta conseguir el afecto y el cariño de un menor, con el único objetivo de adquirir material de contenido sexual a través de medios tecnológicos.

En muchos casos, el adulto que realiza el grooming puede engañar al menor haciéndose pasar por otro menor, consiguiendo de este modo su confianza de una forma más rápida. Este proceso, puede durar semanas o incluso en muchos casos meses, con el único objetivo de ganarse la amistad del menor poco a poco, así poder conseguir material comprometido del menor. En muchas ocasiones, este mismo material puede ser una forma de amenaza, con la que el adulto puede chantajear al menor para seguir consiguiendo más imágenes y vídeos del menor.

El grooming se considera la antesala del abuso sexual, debido al hecho de que, el fin último del grooming es conseguir la satisfacción sexual del del adulto.


¿Cómo combatir el Grooming?

  • Evita poner imágenes sobre ti o información personal en las redes sociales, ya que de esta forma puedes ser más vulnerable ante los desconocidos.

  • Evita el robo de imágenes o información personal, protege tu ordenador con antivirus, actualízalo de forma frecuente, y realiza contraseñas seguras. En estos artículos te aconsejamos cómo hacer contraseñas más robustas, y como proteger tu ordenador ante amenazas.

  • No ceder ante el chantaje, puesto que esta situación solo agravaría aún más la situación del menor, y mejoraría la posición del acosador el cual tendría mayor poder de sugestión.

  • En caso de que ya se haya producido el robo de información (ya sea imágenes, vídeos o cualquier otro tipo de información), pedir ayuda acudiendo a un adulto de confianza o preparado ante esta situación (padres, tutores, profesores...).

  • Reducir el poder del acosador, limitando la posibilidad de que esta situación pueda volver a aparecer. Realizando una limpieza del equipo, eliminando el malware que pueda contener, y cambiando las contraseñas, haciéndolas más seguras.

  • Recopila todas las pruebas que puedas para demostrar la situación de delito, realiza capturas de pantalla, conversaciones, mensajes..., todo aquello que pueda demostrar el delito.

  • Por último, realiza una denuncia ante las autoridades, solo de esta manera podemos evitar que esta persona continúe acosando al menor, o vuelva a realizarlo con otra persona.

Según la RAE, educar es “desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales y morales del niño o del joven por medio de preceptos, ejercicios, ejemplos”. Cuando se trata de Internet, educar es enseñar, mostrar, conducir, guiar. Nunca ocultar. Los secretos hacen más atractivas las cosas, y los padres deben mostrar a sus hijos el buen camino de la red.

Las relaciones sociales entre los humanos han cambiado. Viene siendo así desde que el fenómeno de las Redes Sociales llegó a nuestras vidas. Ahora, la palabra pasa a un segundo plano, pues la gente prefiere estar online. Con el auge de internet, poco a poco, el uso del ordenador se fue incrementando. La llegada a la red de Hotmail fue el primer paso para el gran cambio.

El avance de las nuevas tecnologías está cambiando nuestra forma de vida. No solo a los mayores, sino también a los niños. Ahora, prácticamente cualquier gestión burocrática se puede resolver vía internet, y cualquier consulta también por este método. Ya no se lleva buscar un número de teléfono en las clásicas Páginas Amarillas, ni esperar con el celular a que te resuelvan cualquier duda. Internet ha revolucionado nuestra forma de vida, y la de los niños.

Las contraseñas seguras son un tema que cada vez más preocupa a la sociedad, debido a la importancia que éstas tienen en nuestro día a día. Y no sólo la debilidad de nuestras contraseñas es el problema, ya que existen muchos aspectos desde los que los cibercriminales pueden conseguir una gran cantidad de información, como por ejemplo a través del .

Más del 50% de los padres autoriza a los menores usar WhatsApp, o a navegar por internet sin supervisión, y apenas un 54% de ellos habla con sus hijos sobre las posibles consecuencias negativas que un uso inadecuado de internet puede tener sobre ellos. Además, sólo un tercio comprueba el perfil que sus hijos tienen en las distintas redes sociales. Esto es lo que se desprende de un reciente estudio sobre hábitos de uso y seguridad de internet de menores y jóvenes en España.