¿Qué es el Bullying? 26/10/2020

En esta web hemos hablado varias veces de lo que es el ciberbullying, que como te recuerdo, es una práctica muy usada por los menores de cierta edad o incluso por los adultos, por la cual realizan acoso de forma digital aprovechándose del anonimato que este tipo de tecnologías puede ofrecer.

Pero hoy vengo a explicarte qué es el Bullying y qué prácticas son recomendables realizar en caso de sufrir este tipo de acoso, ya que el Bullying no es más que eso, el acoso que se realiza una o varias personas hacia un individuo o colectivo. Por desgracia, esta práctica es habitual en los colegios donde es caldo de cultivo en el que los menores pueden hablar, criticar y acosar a otros compañeros.

De hecho, esta práctica no es inmune a género ni edad, donde tanto los niños como las niñas reciben este tipo de acoso, y donde obviamente ninguna persona es inmune a sus efectos en el ánimo de la persona.

Cómo detectar el Bullying

El Bullying no siempre es fácil de detectar, ya que es habitual que la persona que lo sufre lo oculte al resto de su entorno por miedo a burla o a verse débil ante los demás.

bullying

En este sentido, es muy importante ponerse en contacto con profesionales que tengan información y conocimientos suficientes para poder afrontar este tipo de situaciones. Si tu deseas adquirir este tipo de conocimiento existen algunos estudios en los que poder adquirir conocimiento para prevenir el bullying.

Este tipo de acciones tienen consecuencias en algunos casos muy graves, ya que se pueden dar los siguientes casos:

  • Baja de autoestima: El menor al ser objetivo de las burlas suele sufrir problemas de autoestima, más si cabe cuando las burlas van dirigidas contra su físico.
  • Pérdida de interés por los estudios: Este tipo de acoso suele darse en el entorno escolar, de ahí que en muchas ocasiones se le denomina “Acoso Escolar”, por ello los menores que reciben el bullying suelen ver el colegio como algo peligroso o desagradable, por lo que su interés decae considerablemente.
  • Depresión: En muchos casos el bullying puede acabar con casos de depresión, ya que el menor sufre un ataque a su autoestima tan grande que pueden caer en casos de depresión.
  • Ansiedad: La presión recibido en este entorno de violencia puede acarrear problemas de ansiedad.
  • Pensamientos suicidas: En casos extremos, es posible que el menor desarrolle pensamientos suicidas, donde entiende que la única forma de acabar con este acoso es el suicio

Por este tipo de circunstancias es necesario que el menor vea en los adultos cercanos a él, como pueden ser sus padres o profesores del colegio, figuras en las que respaldarse y poder contar con ellos para evitar este tipo de situaciones que pueden tener consecuencias muy graves.

¿Qué debo de hacer si mi hijo sufre bullying?

En caso de que hayas detectado que tu hijo sufre acoso escolar es muy importante la forma en la que afrontas este hecho. Para ayudarte en este proceso te damos algunas pautas importantes para afrontarlo de la mejor manera posible.

  • No contestar a las provocaciones, ignorándolas: Si el menor responde a las provocaciones esto solo empeora esta situación, ya que provoca que se intensifiquen este tipo de acciones, convirtiéndose en otro acosador más.
  • Enseñar a nuestro hijo: Debemos de educar a nuestro hijo/a y enseñarle que debe de solicitar ayuda en caso de verse en esta situación.
  • No facilitar datos personales.
  • Si eres acosado guarda las pruebas: En muchas circunstancias este acoso escolar no solo se da de forma física sino que también se aplica en el mundo digital, por lo que si tenemos mensajes o algún otro contenido en el que se agreda de cualquier forma nuestro hijo/a debemos de guardarlas para asegurarnos que no se vuelva a dar.
  • Si te molestan usando algún servicio (Facebook, Twitter, etc.), contactar con el servicio para que te ayuden, ya que este tipo de servicios suelen tener sistemas con los que pueden eliminar cuentas en caso de bullying.
  • Advertir a quien realiza el bullying de que pare así como advertir al centro educativo y a los padres del menor que acosa.
  • Pedir ayuda a personas especialistas que conozcan este tipo de situación y puedan ayudar al menor de forma psicológica.

Como te hemos comentado antes, lo más importante es poner en conocimiento este hecho a las personas que pueden aplicar cambios como los dirigentes del centro educativo y psicólogos o personas con conocimientos en este tipo de materias.

Related article:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *