Ciberbullying, qué es y cómo frenarlo 31/10/2017

Hoy hablaremos del ciberbullying, un peligro desconocido para algunos padres y madres, que cada vez sufren más niños. Un peligro que viene provocado en gran parte por las nuevas tecnologías y el uso que se da de ellas.

No nos equivoquemos, las nuevas tecnologías no son malas, pero si el uso que se les dé. Debemos concienciarnos que antes de poner un smartphone o una tablet en manos de nuestros hijos hay unas pautas que todo padre debería seguir. Nuestra obligación y responsabilidad es implicarnos y estar al día para educar a nuestros hijos en un uso correcto de estas tecnologías.

Pero… ¿qué es realmente el ciberbullying?

La forma más correcta de definirlo sería:

“El ciberbullying es el uso de los medios telemáticos para ejercer el acoso psicológico entre iguales.”

Por lo tanto en el caso que nos ocupa en SecureKids, se puede decir que estamos en un caso de ciberbullying cuando un menor realiza un ataque psicológico a otro, atormentándolo, amenazándolo, humillándolo o molestándolo mediante Internet, teléfonos móviles, o cualquier otro dispositivo conectado a la red y en muchos casos haciendo uso de las redes sociales.

Y no se debe de confundir como ciberbulling los casos de acosos o abusos de índoles sexual los cuales se les denomina . Los casos en que intervengan personas adultas siendo estos otro tipo de acoso. O los casos en que adultos se hacen pasar por menores aprovechando el anonimato de la red, para engatusar de alguna manera al menor, a esto se le denomina .

El ciberbullying puede ocurrir en cualquier sitio

¿Qué tipos de ciberbullying pueden darse?

El gran problema que nos encontramos con el ciberbullying es la dificultad para poder detectarlo. A diferencia del bullying, esté no se da en el centro escolar sino fuera del mismo. E incluso a veces no se produce entre compañeros de clase, sino con personas que nos cruzamos en la red.
Las formas en que puede darse es muy variada:

  • Crear un perfil de la víctima en webs donde se valora a las personas por cosas que no son agradables, como puede ser la persona más fea o menos inteligente. Y contribuir a cargarle de puntos.
  • Crear perfiles falsos en redes sociales o chats, con los datos de esta persona para hacerse pasar por ella y poner contenido comprometido. Un ejemplo de esto sería dejar comentarios ofensivos en foros, o poner publicaciones en redes sociales de cosas personales comprometidas, las cuales suelen ser mentira.
  • Dar de alta el correo electrónico de la víctima en sitios web para que reciba spam, o emails de gente desconocida.
  • Violar la intimidad de la víctima, por ejemplo, robando la clave de su correo electrónico con el fin de leer sus emails o incluso usurpar su identidad.
  • Buscar que otros le hagan ciberbullying. Para esto suelen hacer circular rumores sobre la víctima, para que otro piensen mal sobre ella y tomen represalias o acoso, sin poner en duda lo que leen.
  • Enviar menajes amenazantes por email o redes sociales, con el fin de crearle una sensación de agobio.

Estas son solo algunas formas, pero no las únicas, ya que estas pueden ser tantas como la imaginación del menor que quiera realizarla.

¿cómo prevenir el ciberbullying?

¿Cómo podemos prevenir el ciberbullying?

Podemos hacer un trabajo de prevención, y lo primero en esto es el dialogo. Podemos explicar a los niños qué es el ciberbullying y qué es lo que deben hacer en caso de sufrirlo (o si son conocedores de alguien que lo está padeciendo). Además, también podemos enseñar a nuestros hijos, hijas, alumnos o alumnas algunas pautas para combatir el ciberbullying:

  • No contestar a las provocaciones, ignorándolas.
  • Comportarse con educación en la red.
  • Si alguien molesta, abandonar la conexión y pedir ayuda.
  • No facilitar datos personales.
  • No hacer en la red lo que uno no haría cara a cara.
  • Si eres acosado guarda las pruebas.
  • Si te molestan usando algún servicio (Facebook, Twitter, etc.), contactar con el servicio para que te ayuden.
  • Nunca pensar que se está del todo seguro/a al otro lado de la pantalla.
  • Advertir a quien abusa de que está cometiendo un delito.
  • Si hay amenazas graves pedir ayuda con urgencia.

Y por supuesto no olvidar que hay ciertos servicios que el menor no debe usar hasta cumplida una cierta edad Un buen ejemplo de esto son algunas redes sociales (Facebook, Whatsapp, etc…). Muchas de estas tienen en sus condiciones de uso la edad mínima para ser usada. Para evitar su uso, hay que dialogar para que lo comprenda, y por supuesto aprovechar la ayuda de controles parentales como SecureKids, para que en caso de que el menor disponga de un dispositivo móvil poder darle una protección. Para esto, se puede bloquear estas aplicaciones como hemos explicado en el artículo o evitando su acceso a través de un navegador web usando el .

Parental Control SecureKids icon

Parental Control SecureKids

Por Grupo Deidev

v0.23 10MB

50.000 - 100.000

Pero… ¿qué hacemos si ya se ha detectado un caso de cyberbullying?

Cuando haya acoso, lo ideal es que se denuncie y se trate como un delito. Ya que aunque los acosadores sean menores y no vayan a entrar en prisión, estos deben de ver y aprender que las acciones tienen consecuencias. Hay números para denunciar estos acosos, por ejemplo en España el ministerio de educación puso a la disposición del ciudadano el teléfono 900 018 018.

También hay números donde poder informarse mejor sobre estos problemas, como ya comentamos en nuestro artículo donde hablamos del .

Igualmente nosotros también estaremos aquí para ayudaros si lo necesitáis. Solo tenéis que .

Entre todos podemos hacer de la red un sitio seguro, para que los más pequeños puedan sacar toda la ventaja de las nuevas tecnologías sin miedo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *