¿Por qué te podría ser útil una VPN? 12/11/2020

Hoy en día se ha vuelto bastante popular el uso de las VPNs, ¿pero qué son y para qué se usan?

VPN son las siglas de Virtual Private Network, o red privada virtual en español. La forma en la que funciona una VPN es un poco difícil de entender, pero la clave para hacerlo está en la palabra virtual.

¿Cómo funciona una VPN?

Como sabrás, todos tus dispositivos tienen que comunicarse con un router o módem para acceder a Internet gracias al servicio que ofrece tu proveedor (los móviles tienen su propio módem interno integrado). Usualmente, más de un dispositivo está conectado a este router o móvil, con lo que se crea una red local en la que se pueden compartir archivos, pero sin la necesidad de usar Internet, sino que solo hace falta que estén conectados al mismo router o módem.

Lo que hace una VPN es crear una red local sin que los dispositivos estén conectados físicamente entre sí. La conexión se hace de forma virtual a través de Internet, y así se comparte información entre varios dispositivos, pero con otro virtual (como un módem o router virtual) como intermediario.

¿Para qué se usan las VPNs?

La principal función de las VPNs es proteger los datos de sus usuarios. Los proveedores del servicio de internet no van a recibir los datos del módem o router que usen los usuarios, sino que van a recibir los que envíen las VPNs, y las mismas se encargan de cifrarlos para mantener el anonimato.

Es decir, las VPN se utilizan para enmascarar y anonimizar la ubicación y datos de la persona que las utiliza, añadiendo una capa extra de privacidad y seguridad a su navegación.

Esto es muy útil cuando una persona no desea dejar rastros de su actividad en Internet, o si pretende ocultar algún tipo de información. Hoy en día, se usan mucho para acceder a páginas que están bloqueadas en el país desde el que quiere acceder el usuario porque le oculta la ubicación del punto de acceso, tanto a las páginas a las que accede como a su proveedor de internet.
Reseñas de VPN´s
Un ejemplo de ello, es que con una VPN puedes acceder a servicios exclusivos de Estados Unidos si estás en España, como series y películas que están en plataformas de streaming solo para esa región. O bien para sortear la censura existente en algunos países para ciertos contenidos digitales, para lo cual una VPN permite evitar dichas restricciones.

Otro caso de uso frecuente para las VPN es para proteger la navegación de aquellos usuarios que se conectan habitualmente desde redes públicas, como puede ser la conexión WiFi de centros comerciales, aeropuertos u otras infraestructuras, que son frecuentemente atacadas para poder acceder a los dispositivos de las personas conectadas a estas redes, muchas veces inseguras. Con una VPN este problema también desaparece.

Algunas de las VPNs comerciales más populares del momento son ExpressVPN, CyberGhost y Surfshark, además de NordVPN. Esta última opción es una de las que tiene mejores reseñas por la rapidez de navegación, la protección de los datos y la cantidad de puntos de acceso que ofrece.

Con una VPN proteges tus datos al navegar por Internet. Hoy en día, existen muchas quejas al respecto, ya que parece que las grandes compañías utilizan información a la que no se le ha dado el acceso, y quizás te interese tener una capa de protección adicional contra eso. También te podría servir si deseas ocultar tu identidad en casos puntuales, como entrar a páginas web que están restringidas en tu región al conectarte virtualmente desde otro lugar del mundo. Algunas de estas webs son plataformas de streaming y videojuegos separados por región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *