Miopía infantil: cómo reducir este fenómeno 08/08/2019

Es un hecho constatado que los pequeños pasan cada vez más horas delante de una pantalla. En la actualidad, mirar durante horas un dispositivo móvil o el monitor de un ordenador no es solo una actividad de ocio para niños y niñas; y es que los trabajos para el colegio o el instituto también ocupan su espacio.

Relacionado con ello, la miopía infantil está siendo un hecho cada vez más común y sobre el que hay que poner freno. A la vez que avanzan las tecnologías en el mundo digital, también se dan pasos para prevenir los problemas del siglo XXI; entre ellos se encuentra la miopía infantil a causa de la luz de las pantallas: una cuestión sobre la que ya se están tomando medidas. Conoce algunas de ellas.

gafas

Gafas con filtro de luz azul

La luz azul que emiten las pantallas es la principal culpable de los problemas causados en la vista, tanto de pequeños como adultos, ya que el ojo no dispone de suficientes medios para su protección ante este tipo de luz.
Ante eso, las ópticas ofrecen gafas con cristales protectores de luz azul que actúan a modo de barrera entre la pantalla y el ojo para evitar lesiones a corto y largo plazo. Estas gafas pueden utilizarse con o sin graduación, tanto en personas que ya utilicen lentes como en personas que no sufran ningún tipo de problema y las utilicen a modo de filtro.
Nunca sobra que desde la infancia se utilicen este tipo de gafas cuando se expongan a pantallas de un ordenador, de un smartphone, una tablet o la propia televisión.

Cuidado con la distancia

Un factor fundamental para la salud visual es mantener la distancia adecuada cuando se está fijando la vista en un dispositivo, algo que los más pequeños no suelen ser conscientes de ello. Los padres y tutores deben focalizar esfuerzos en educarles en torno a este factor. La distancia mínima recomendada del ojo frente a según qué pantalla es:

  • De 23 cm. si se trata de un smartphone.
  • De 28 cm. en el caso de la tablet.
  • De 63 cm. frente a un PC.

Controlar el exceso de horas

Abusar de la exposición ante las pantallas, indudablemente, daña la vista, por lo que es aconsejable que se controlen las horas que pasan los pequeños ante los dispositivos.
Una forma útil de llevarlo a cabo es fijar un número máximo de horas y velar por que se respete ese límite, bien repartiéndose a lo largo de la jornada o acumuladas en algún momento del día. La clave, para la salud de la vista, es que esas horas no se superen.

miopia

Son algunas de las claves para minimizar los riesgos de la miopía infantil y cuidar la vista de tus hijos e hijas. Pero también son adecuadas para que los adultos prevengan ciertos problemas, en un mundo en el que la vida, desgraciadamente, pasa más tiempo de la deseada delante de pantallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *