« Anterior Siguiente »

Guía de seguridad en Internet para niños

Adaptar el contenido de Internet según la edad y la madurez de cada niño o niña es el deber de cada padre y madre. El contenido que se maneja en la red tiene que ser supervisado desde que se toma la decisión de dejar a los niños navegar.

¿Eso quiere decir que todo el contenido es malo? Para nada, lo que se quiere es controlar la seguridad y evitar la desinformación y/o la exposición a contenido que vulnere a los menores. Por ello, aquí hemos puesto a tu disposición la Guía de seguridad en Internet para niños.

En plena era tecnológica y teniendo acceso a Internet en cualquier dispositivo, es casi imposible mantener a los niños y adolescentes al margen de la red. De hecho, en la actualidad desde muy temprana edad se ven a pequeños manipulando tabletas y iPad.

Eso lo que nos muestra es que como padres tenemos la prioridad de resguardarlos y la mejor forma es controlando todo lo que ven. La buena noticia, es que hay muchas opciones y maneras de hacer una mediación parental para el uso del Internet ¡Te vamos a enseñar cómo hacerlo!

Pasos para la seguridad en Internet para niños

Antes de iniciar lo primero que debes hacer es proteger tus equipos. Si el niño o la niña maneja con frecuencia Internet para labores escolares o para jugar, debes sin lugar a dudas, instalar un antivirus para cuidar tu disco duro. Aquí tienes una opción descarga aquí un antivirus gratuito para Mac. Protegido tu equipo, ahora si procedemos a resguardar a los niños. Lo primero que se debe hacer es analizar cuál es el comportamiento del niño mientras navega. Y aquí influye mucho la personalidad, si es un niño curioso lo más probable es que se vea tentado a abrir cuanta pestaña se le acerque.

Es más hasta los más tranquilos en algún momento lo harán, para evitar eso sigue estos consejos:

  1. Revisa el historial, allí tendrás conocimiento de las páginas que ven a diario y podrás medir como se exponen frente a la red.
  2. Analiza cada una de las Apps, de vez en cuando ingresa y aprende a usarlas. Verifica si el contenido es apto para tu niño, si tiene opciones de interacción en línea o viene con chat integrado.
  3. Comienza hacer restricciones de forma verbal, la mejor forma de hacerlo es hacerle entender una serie de normas para poder navegar. Por lo general, esto tiene mucho efecto cuando los niños apenas inician en las redes sociales. No obstante, tienes que ser muy analítico como padre y dar permiso a las redes sociales de acuerdo al propio comportamiento de tu hijo.
  4. Valora la edad recomendada. Muchos sitios web, juegos y hasta redes tienen una edad para poder usarse. No pierdas el enfoque y tu como padre procura respetar esas normas.
  5. Si todo lo anterior no te parece seguro, entonces confía en las herramientas de control parental.

¿Son necesarios los bloqueos parentales para la seguridad en Internet de los niños?

Si puedes estar todo el día pegados a tus hijos y tienes la capacidad de controlar cada segundo lo que están mirando, entonces no necesitas herramientas de bloqueo ¿Te identificas? Seguramente, No. Tu solución es el control parental sin lugar a dudas.

Afortunadamente, hay muchas opciones. Si no sabes cómo funciona, te explicamos. Un control parental es una herramienta que te ofrece la posibilidad de poner límites en los contenidos que ven tus hijos. Muy similar al típico bloque de canales de los televisores. Trae muchas ventajas en la seguridad, entre ellas se destacan:

¿Vale la pena utilizar el control parental?

Una respuesta 100% afirmativa. Sí merece la pena utilizarlo. Sin embargo, no puedes dejar a un lado una inspección periódica porque en efecto un control parental es confiable, pero tienes que estar informado siempre del contenido que ven tus hijos. Para ello te recomendamos que utilices un control parental.

SecureKids es uno de los mejores en la actualidad; Tiene una amplia gama de funcionalidades muy completas para mantener seguros a nuestros hijos, como por ejemplo; los descansos, el bloqueo de webs y apps, y su producto estrella, la Geolocalización del menor y el botón de emergencia, que el niño puede pulsar en caso de verse en peligro. Lo puedes descargar aquí.

Como mencionamos al inicio del post, conservar la integridad mental de cada niño e ir sumando más información solo depende de los padres. Lo que es realmente cierto es que cuando incrementas la seguridad le restas vulnerabilidad a tus hijos e hijas.

¡Comparte!

Salir de la versión móvil
SecureKids
Google Play